Angkor: El Paraíso en la tierra

Majestuoso

Hacete una entradita al templo cuando quieras

Eso es lo que dice en mi Lonely Planet. Parece medio exagerado, pero se justifica en que Angkor es la representación en la tierra del Mt Meru, que vendría a ser como el Mt Olympus para la religión hindú. También dice que, lo que se puede ver hoy, es apenas un esqueleto de una ciudad que tenía 1 millón de habitantes cuando Londres era apenas un pueblo de 50.000 personas.

Para los que no saben de que estoy hablando, les cuento. En Camboya se encuentran las ruinas del mayor asentamiento pre-industrial de la historia. Se trata de las ruinas del imperio Khmer, que construyó su asentamiento en esta zona hace más de 1000 años. Es un complejo de más de 1000 kilómetros cuadrados en el que podés encontrar más de 30 ruinas de templos de esa época. La edificación más representativa es Angkor Wat, tan importante es para el país que lo incluyeron en su bandera. Yo estuve ahí y acá te cuento que tal me fue.

Bayón, el templo de las 54 torres decoradas con más de 200 caras sonrientes

Bayón, el templo de las 54 torres decoradas con más de 200 caras sonrientes

No voy a contar la historia, porque es muy larga y muy intrincada; hubo varios reyes, varias guerras, la capital del imperio fue cambiando varias veces de lugar, en el medio cambiaron de religiones, etc. (Acá te dejo el link de wikipedia con toda la info). Te voy a contar que es un complejo muy grande, con muchos templos y ruinas, que es imposible recorrerlo todo en un sólo día. Por eso yo saqué el pase de 3 días, y lo recorrí en bicicleta.

Como la ciudad más cercana es Siem Reap, que está a unos 5 km de Angkor, había que ir pedaleando desde ahí hasta el complejo todos los días (no podés alojarte dentro y los hoteles que están en los alrededores están muy lejos de mi alcance monetario). Nos recomendaron mucho ir a ver el amanecer a Angkor Wat, así que el primer día nos levantamos a las 5 am. Al principio no estuve con el mejor humor por el tema de tener que levantarse tan temprano, ver que vas pedaleando en el medio de la noche y te va pasando un tuk-tuk tras otro con turistas que eligieron no pedalear (“¿porque carajo no alquilamos un tuk-tuk, la p… madre?” es lo único en lo que podés pensar en esos 20 minutos de bicicleta), llegar a Angkor Wat justo a tiempo para ver el amanecer y ver que está lleno de turistas, etc. Todo eso te puede poner de muy mal humor. Pero una vez que ves salir el sol detrás de ese templo imponente, se te va al toque. Y podés sacar unas lindas fotitos para colgar en tu muro de facebook y que la gente se muera de envidia.

Amanecer en Angkor Wat

Amanecer en Angkor Wat

Bueno, ese es el templo característico pero hay muchísimos más, que incluso me gustaron más. Primero porque nunca los había visto siquiera en fotos (cosa que no pasa con Angkor Wat y algún otro), segundo porque no hay tanta gente dando vuelta, y tercero, como no hay tanta gente dando vuelta, hay menos seguridad entonces te podes trepar a todo lo que se te ocurra sin que nadie te diga que ahí no podés subir.

Si escalas todo eso

Si escalas todo eso

Y vas a tener vistas como esta

Vas a tener vistas como esta

Además de los templos, hay muchas cosas que vienen con el paquete cuando comprás la entrada. Como por ejemplo, los chicos vendiendo postales, flautas, pulseras, collares, etc. Son capaces de seguirte caminando un kilómetro con tal de que les compres algo, decirles “No, thank you” no es algo que sirva para que entiendan que no querés comprar nada. Después tenés a las señoras que ven que te acercas a los puestos de comida y se te acercan corriendo con un menú (con los precios superinflados) para que vayas a comer al suyo. Lo divertido acá es negociar los precios y lograr bajar un plato de 5 dólares a sólo 2 dólares.

Con el paquete también vienen toooooooodos los tours de chinos y koreanos, que van en micro para todos lados. Se bajan, escuchan al guía, se sacan fotos, se suben al micro y van al siguiente templo. Todo a las corridas, porque sacaron el pase de un día y se les acaba el tiempo. Por eso también está bueno recorrer en bici, te da la libertad de ir a donde querés, quedarte todo el tiempo que quieras y podés ir a los templos más chicos donde no hay tours de chinos. Y de guía, podés usar las revistas para turistas, que son gratis, o simplemente con leer un rato Wikipedia a la noche alcanza.

lalla

Te vas a sentir un koreano más, sacándole foto a todo lo que se mueva

Los templos los “redescubrieron” hace unos 150 años más o menos, antes se encontraban en el medio de la selva (excepto Angkor Wat que siempre estuvo ocupado por monjes budistas). Mucho de esa naturaleza se encuentra todavía presente y en algunos templos incluso vas a ver árboles gigantes con sus raíces sobre alguna pared o edificio del templo. Uno de los templos que perdió mucho terreno contra la naturaleza y muchos árboles crecieron dentro es Ta Prohm, es muy conocido también porque ahí se filmaron algunas escenas para la película de Tomb Raider.

La naturaleza haciendo de las suyas

La naturaleza haciendo de las suyas

Como parte de la naturaleza también, te podés encontrar alguna manada de monos haciendo monerías(?) por ahí. Algunos monos pueden ser medio agresivos, porque están acostumbrados a que los turistas les den galletitas o lo que tengan a mano, y si estás comiendo una galletita y no les dás, se te puede complicar un poco la cosa. Pero también hay monos de los buenos, que te podés acercar y sacarles fotos sin mayores inconvenientes, a menos que llegues justo en el momento en que están peleando entre ellos.

DSCF2147

"Me alcanzas un mate?"

“Me alcanzas un mate?”

En fin, los templos de Angkor son una parada obligatoria para los que vienen para estos lados. A pesar de la cantidad de turistas, toda la gente que trata de venderte cualquier cosa, los monos barderos y (si alquilás una bici) andar todo el día en una bici con una rueda pinchada o con el asiento más incómodo que tuviste en tu vida; es un lugar con mucho para ofrecerte: mucha historia, mucho para recorrer, mucho para negociar, etc.

Definitivamente, vale la pena.

Gangnam Style, pero con estilo

El Gangnam Style ya venía de antes

¿Bicis y ruinas o bicis en ruinas?

¿Bicis y ruinas o bicis en ruinas?

DSCF2304

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Angkor, Camboya, El Viaje, Siem Reap, Viajando. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Angkor: El Paraíso en la tierra

  1. Juan Andres dijo:

    Gran viaje esta metiendo mono , te mando un abrazo grande y segui subiendo cosas que son muy interesantes

  2. LILI dijo:

    Querido y paseandero Andy:MUY FELIZ CUMPLE!!! y que sigas disfrutando de ests maravilloso viaje! Un gran beso de los Zerega.

  3. LILI dijo:

    CHE ,para mí es 17/3/13 ehhhh?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s